20 oct. 2010

Publicidad en los colegios italianos para salvar los recortes por la crisis.

Aquí os dejo el artículo que ha comentado Quico en clase para que lo podáis leer. Este reportaje está sacado del periodico La Razón.

Las empresas sufragan el mobiliario escolar en algunos centros de Roma

Publicidad en los colegios italianos para salvar los recortes por la crisis.


El pupitre ha sido patrocinado por una cadena de restaurantes, la silla por unos supermercados, los armarios por una constructora y la pizarra por unos aparcamientos. Hay placas en todos los muebles con el nombre de cada una de las empresas que los ha pagado. Entre todas han reunido 40.000 euros para sufragar el 40 por ciento del coste del mobiliario escolar.

Compártelo: comentarios
11 Octubre 10 - Roma - Darío Menor Así son las nuevas aulas con que se encontrarán la semana próxima los alumnos de ocho colegios públicos de Roma. Los enormes recortes presupuestarios realizados por el Gobierno de Silvio Berlusconi han obligado a los responsables educativos a tomar esta desesperada y original medida.

«De compras» al colegio
«Al inicio del año la situación era desastrosa: en algunas escuelas no había ni siquiera bancos, los niños no sabían dónde sentarse y los fondos eran insuficientes, así que nos auto-organizamos», explica Orlando Corsetti, presidente del municipio I de Roma y miembro del centro izquierdista Partido Democrático (PD). Esta huida hacia adelante ante la reducción de los fondos públicos también está estudiándose en la provincia de Barletta-Andria-Trani, en la región sureña de Apulia, donde se lanzó la misma propuesta la semana pasada provocando una gran polémica.

En un caso de esquizofrenia política, el partido que impulsa la iniciativa en Roma la censura en Barletta-Andria-Trani. «En vez de ir a la escuela, a los estudiantes les parecerá que van de compras. Esperemos que no haya que buscar también patrocinadores para el papel higiénico», afirmó el presidente regional del PD. La idea partió en esta provincia del centro derecha, que ante «las muchas necesidades» y la escasez de fondos tuvo que «inventarse algo» y cuantificó «el costo de las sillas y las mesas», explica Pompeo Camero, consejero de educación de Barletta-Andria-Trani. Así, el Gobierno provincial acabó publicando un bando en el que fija en 69,80 euros más IVA el precio por anunciarse en un pupitre y una silla.

La educación pública italiana, antes un ejemplo de buen funcionamiento, sobre todo en el caso de la Primaria, está siendo desmontada pieza a pieza con cada reducción de presupuesto. Desde que comenzó la legislatura, «Il Cavaliere» ha reducido los fondos educativos un 17 por ciento de media anual respecto al ejercicio precedente. El ahorro en 2009 fue de 456 millones, este año es de 1.650 y el siguiente será de 2.538 millones.

La miseria también se nota en las más de 12.000 bibliotecas públicas con que cuente Italia. En 2010 los recortes en los presupuestos han sido de entre el 7 y el 10 por ciento, una minucia comparados con los del próximo año, cuando oscilarán entre el 15 y el 35 por ciento.

La falta de dinero ha puesto a los responsables de las bibliotecas ante la siguiente disyuntiva: o dejan de comprar libros o disminuyen el personal y reducen el horario. La mayoría está optando por lo primero, lo que está dejando a estos polos de la cultura con un agujero negro de un año en sus fondos. «Es como si tuviésemos alzhéimer», cuenta un trabajador de una biblioteca. En muchos de estos centros se está animando a los lectores a que hagan donaciones . Estos recortes afectan a un importante porcentaje de la población: el 11,7 por ciento de los 60 millones de italianos utiliza con frecuencia las bibliotecas.


Cerdo para los musulmanes
Hasta 700 símbolos de la Liga Norte pueden verse en la escuela de Adro, una localidad de la Italia septentrional. El alcalde, miembro de esta formación xenófoba, no tuvo suficiente con los logotipos: obligó además al centro educativo a servir un solo tipo de menú –en el que está presente la carne de cerdo–, sin ofrecer otra alternativa a los niños musulmanes. Cuando la ministra de Educación intervino y le exigió que quitara los símbolos respondió que sólo le haría caso «si se lo decía Bossi», el líder de la Liga Norte. Ahora, anda pidiendo fondos para costear la eliminación de la representación del Sol alpino que utilizan los «leguistas» como icono. El alcalde dice que es un «antiquísimo símbolo indoeuropeo».

s recortes por la crisis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario