10 nov. 2005

En defensa de Maria Jordano

Este post surge tras leer un cometario de nuestra compañera y sin embargo amiga, Sagra en el foro de NNTT.

En ese comentario, muy bien redactado y preciso, por cierto, Sagra habla de distintas formas de motivación y hace alusión a Maria Jordano, nuestra profesora de Lengua Inglesa III y IV el año pasado, donde afirma que: "Tan malo es el defecto como el exceso. Hay profesores que son muy entusiastas e intentan hacer muchas cosas y sin darse cuenta, la cagan. Que yo no digo que estos sean malos, que no, pero no se dan cuenta de que la gente no los sigue, ellos mismos quieren hacer muchas cosas y no llegan luego a hacer ni la mitad...Claro ejemplo, María en inglés iv el año pasado. Era un encanto y muy maja, pero de tanto que quería hacer ni ella misma se organizaba...y si no, llevadme la contraria, pero, no neguéis que os perdisteis un huevo".

Sinceramente, y sin ánimo de ofenderte, siempre me habreis oído decir que fue con Maria con la profesora que más inglés he aprendido en mi vida; y no solo eso, sino que ha sido la profesora que me ha hecho que me guste aún más la lengua inglesa. Las clases eran divertidas, participativas (si querías, claro, sino pues nada), en las clases había innovación (Internet y ordenadores), y encima nos facilitó el inglés real con los hawaianos... Pero claro, tenías que poner de tu parte, sino pues nada.

Con esto, podemos concluir en que la motivación depende también del alumno, así una asignatura que para alguien puede resultar terriblemente tediosa y aburrida, para otro ser la más divertida e interesante... para gustos los colores.

Con este post, espero, Sagra, que no te enfades pero sabes que era la asignatura que más me gustaba del año pasado, así que quizás mi opinión no sea demasiado objetiva... pero mi opinión es, y por tanto, la digo!
;)

_____
jesus

3 comentarios:

  1. No si, tú el caso es arremeter contra mí, ¡petardo! Que conste que yo no me he metido con María Jordano, que me dejas como si yo me metiera con ella, y no es así, pero bueno. Ahora lo aclaro y punto. De todos modos, ya te vale.

    ResponderEliminar
  2. No hace falta que lo suprimas, pero Jesu,has tirado la piedra... Que no me he enfadado, pero una de las cosas que más me joden en este mundo es que se saque de contexto lo que digo. Pero bueno, que parece que no aprendo, y por ser sincera, me llevo yo siempre los palos...

    ResponderEliminar
  3. Perdonadme por entrometerme en algo que parece únicamente vuestro, pero creo que le dais demasiada importancia.
    Aunque sé que os lleváis muy bien, no dejéis que una cosa así se interponga en esa estupenda relación.
    Sagra ha expuesto su opinión, sin descalificar a nadie (porque si no ya hubiera estado yo ahí para parar el tema). Y Jesús ha hecho lo propio, exponiendo la suya. Pero ninguno de los dos está equivocado. Creo que no decís cosas diferentes, sino más bien complementarias. Simplemente uno hace más hincapié en un aspecto del tema, y otro en otra. Nada más.
    Y yo tuve el privilegio de conocer a María Jordano y sé cómo es. Es tan abierta que no oculta nada de su personalidad, lo que la hace tan agradable. Y por supuesto, con muchas ganas de trabajar y hacer aprender a los alumnos ofreciéndoles grandes dosis de motivación y de posibilidades.
    Y repito, Sagra no ha dicho en ningún momento que no sea así.
    Ni Jesús se lo ha echado en cara, simplemente ha expuesto su parecer.

    ResponderEliminar